Características de la novela negra (género policial)

¿Qué es la novela negra?

La novela negra es un subgénero de la novela policial. Se distingue por enfocarse en el mundo del crimen. Asimismo, intenta comprender la ambivalencia del alma humana, la cual está reflejada en los conflictos que enfrentan los personajes y las situaciones que componen la trama.

A diferencia de la novela policiaca, este subgénero destaca por sus argumentos violentos, la denuncia social, y los personajes, que se encuentran en una delgada línea entre el bien y el mal. Además, los protagonistas suelen ser sujetos abatidos y decadentes, que buscan la verdad o lo más próximo a ella.

caracteristicas de la novela negra - detective

¿Por qué se llama así?

El apelativo de “negra” se debe, por una parte, a los ambientes oscuros donde se llevaban a cabo los sucesos en los primeros relatos del género. Sin embargo, se considera que principalmente es consecuencia de la revista “Black Mask”, publicación creada en el año 1920 por H. L. Mencken. Esta revista jugó un papel esencial para su popularización, ya que en sus páginas aparecieron, de manera seriada, varias novelas de escritores muy importantes. Uno de ellos fue Carroll John Daly, quien creó el prototipo del detective privado cínico y callejero. Luego sería desarrollado por autores como Dashiell Hammett y Raymond Chandler.

Elementos de la novela negra

  • Los personajes: Son individuos conflictivos, no necesariamente están encasillados como buenos o malos.
  • El ambiente: Es urbano. Las historias trascurren en dos tipos de lugares: los marginales, como los suburbios, donde vive la gente común; y los lujosos, donde residen los mafiosos, políticos corruptos y similares.
  • La motivación: Resolver el misterio planteado no es lo más importante, sino el móvil y sus implicaciones en la naturaleza humana. Se desarrollan temas como la lujuria, el ansia de poder, la rabia, el odio, la codicia, etc.
  • La trama: El suspenso de la novela policial también queda desplazado, dando paso a una acción rápida y frecuentemente violenta. El interés del lector nace por su deseo inherente de justicia, así como por su empatía con protagonistas y eventos que se asemejan más a la realidad.

¿Evolución de la novela negra?

En sus comienzos, mostraba un entorno asfixiante de miedo, cargado de agresión e injustica. La inseguridad cotidiana y la corrupción política eran partes intrínsecas a la trama. Asimismo, había una fuerte presencia de crimen organizado y gansterismo. Todo esto era un reflejo de la crisis económica que experimentó Estados Unidos luego de la Primera Guerra Mundial y la Gran Depresión.

Actualmente, la novela negra ha evolucionado para explorar aspectos sociales que buscan reflejar distintos mecanismos de poder y explotación, pero sin dejar de lado la violencia. Se desarrollan temas como la emigración, los delitos informáticos, la discriminación, el racismo, entre otros. Muchos la consideran la verdadera literatura social, ya que expone los problemas de nuestra época.

¿Cómo es su lenguaje?

En sus comienzos, no utilizaba palabras rebuscadas ni recursos lingüísticos que complicaran su lectura. Era simple y directo. Manifestaba una latente preocupación social y se distinguía por reproducir la realidad de manera objetiva e incluso vulgar. Esto era consecuencia de su publicación en revistas dirigidas a un público trabajador o proletario.

Muchos aspectos de ese lenguaje se siguen utilizando en estos tiempos. Asimismo, se han implementado diálogos ágiles, que son un reflejo del ritmo cinematográfico actual. El uso de jergas o lenguaje callejero también es común.

Características de la novela negra

Para resumir todo lo que hemos explicado, aquí te dejamos una lista con las características principales:

  • Es un subgénero de la novela policiaca.
  • Se enfoca en el mundo del crimen.
  • Tiene argumentos violentos y se presenta una denuncia social.
  • Pone especial énfasis en la naturaleza humana y sus conflictos.
  • El contexto está definido por la injustica en distintos niveles y ámbitos.
  • Los personajes no son completamente buenos ni malos.
  • Los ambientes más utilizados son los urbanos, tanto los marginales como los de clase alta.
  • La motivación para el crimen está relacionada a la debilidad humana.
  • Utiliza un lenguaje directo con diálogos ágiles.

Principales autores

Uno de los autores más importantes de este género fue Carroll John Daly, ya que en sus novelas se sentaron las bases y estereotipos que le dieron forma. Dashiell Hammett y Raymond Chandler se encargaron de perfeccionar el arquetipo del detective duro y callejero.

Otros escritores relevantes de la novela negra: Jim Thompson, Patricia Highsmith, James M. Cain, Erle Stanley Gardner, Ross Mcdonald y Cornell Woolrich.

En los países hispanohablantes también se pueden encontrar a varios autores de este subgénero, como Víctor del Árbol, Juan C. Corbolán, Francisco Galván, Alicia Giménez Bartlett, Francisco González Ledesma y Juan Madrid, entre otros.


Si quieres tener una copia de este artículo, puedes descargarlo en pdf desde aquí

Características del género policial | Principales autores

El género policial: nociones generales

Es un género literario de tipo narrativo. Existen cuentos policiales y novelas policiales. El género policial se caracteriza principalmente por dos elementos que nunca faltan:

    1. Siempre hay un crimen que parece inexplicable o imposible de resolver.
    2. Siempre hay un personaje (generalmente un detective) que resuelve el caso mediante el análisis y la deducción.

Sus inicios se pueden registrar en algunos cuentos de Edgar Allan Poe, como “Los crímenes de la calle Morgue” y “La carta robada”. Estos relatos, protagonizados por el detective Chevalier Auguste Dupin, ya poseen todos los rasgos característicos del género y dieron origen a la novela policial o detectivesca.

Es un género mayormente urbano. Sus protagonistas nacieron como influencia de los cuerpos de seguridad de las ciudades europeas y norteamericanas que aparecieron a inicios del siglo XIX. De modo que, el personaje principal es un detective o una persona con capacidades afines, que a través del seguimiento de pistas deberá encontrar al autor del delito y develar su móvil.

detective de genero policial

Un poco de historia

Las raíces históricas del género policial se pueden ubicar entre los siglos XIX y XX, cuando era considerado un tipo de “literatura barata”, dado que todo lo concerniente a los crímenes era visto como antiestético, alejándose del ideal artístico de esa época.

Por otro lado, las obras que expresaban inquietud por lo inexplicable, como es el caso de Frankenstein, de Mary Shelley, también jugaron un papel importante, ya que recurrían a la ciencia y la lógica. No obstante, aún faltaba un personaje que, lejos de creencias religiosas y supersticiones, lograra encontrar una respuesta racional.

Esto cambió con la llegada de arquetipos como el detective Auguste Dupin, concebido por Edgar Allan Poe, que luego sería perfeccionado por Arthur Conan Doyle con la creación de Sherlock Holmes. Para resolver cada caso, estos personajes se basaban en el método científico: la observación, el análisis y la deducción. Luego otros escritores se inspiraron en ellos y crearon sus propios relatos y sus propios detectives.

Elementos del género policial

  • Los personajes: Son presentados enalteciendo la ética de cada uno. Por un lado están los “buenos”, que suelen ser policías, detectives, inspectores, periodistas…, y por otro los “malos”: asesinos, ladrones, espías, secuestradores, etc.
  • El ambiente: Como dijimos, el ambiente es urbano; los casos ocurren generalmente en las grandes ciudades. Los primeros relatos se desarrollaban en espacios cerrados; en los actuales, el delito suele presentarse en las calles, donde los espectadores se convierten en testigos útiles para la investigación.
  • La trama: Tiende a utilizar recursos como el suspenso, mediante el cual, el autor puede dosificar la revelación del enigma planteado. De esta forma, la tensión prevalece en todo momento, y el lector mantiene interés hasta que el caso es resuelto en el desenlace.
  • La temática: La palabra “policial” ya nos está diciendo que estas historias tratarán sobre hechos delictivos: robos, extorsiones, estafas, asesinatos, secuestros, etc.

Evolución del género

Como todo género literario, el policial ha evolucionado a la par de los gustos cambiantes de la gente. Los primeros relatos se enfocaban en el argumento, cuya trama era esclarecida a través del método deductivo.

Luego se optó por un costado más psicológico: el detective analizaba meticulosamente a los personajes, su personalidad y convicciones, para así entender mejor las razones del delito y acercarse a su resolución.

Estas últimas décadas han dado paso a un estilo más realista y violento, evolucionando hacia el subgénero llamado “novela negra“. Las escenas sangrientas, las innovaciones científicas y el espionaje se han convertido en recursos muy populares.

Características del género policial

A modo de resumen, a continuación veremos sus características más importantes:

  • Es un género literario del tipo narrativo.
  • Su trama siempre involucra hechos delictivos, como robos o asesinatos.
  • En todos los policiales hay dos elementos infaltables: un delito, en principio inexplicable; y un personaje que lo resuelve gracias a su sagacidad intelectual.
  • Es un género urbano, es decir, que desarrolla su trama en la ciudad.
  • Los protagonistas son casi siempre detectives o personas con características similares.
  • La ética de los personajes principales es muy marcada: los buenos son muy buenos, los malos son muy malos.
  • Los métodos del detective para resolver el caso se basan en la observación, el análisis y la deducción.
  • Utiliza el suspenso para mantener el interés del lector.
  • El objetivo de la trama es encontrar al autor del delito y descubrir su móvil.

Principales autores y sus detectives

Algunos de los más importantes, en habla inglesa: Edgar Allan Poe (su detective era Chevalier Auguste Dupin), Sir Arthur Conan Doyle (su detective, Sherlock Holmes), Agatha Christie (detective: Hércules Poirot), Gilbert Keith Chesterton (“detective”: el Padre Brown), Dashiell Hammett (usó varios detectives, como la pareja Nick y Nora Charles, y Sam Spade), Raymond Chandler (detective: Marlowe), John Dickson Carr (detective: Gideon Fell), Anthony Berkeley Cox (detective: Roger Sheringham), Carroll John Daly (usó varios detectives: Terry Mack, Race Williams, entre otros).

Algunos exponentes en español: Raúl Argemí, Eugenio Fuentes, Francisco García Pavón, Alicia Giménez Bartlett, Paco Ignacio Taibo y Leonardo Padura.

Jorge Luis Borges y Adolfo Bioy Casares escribieron en colaboración un libro de cuentos policiales, cuyo detective se llamó Honorio Bustos Domecq.


Si necesitas una copia de este trabajo, en este link puedes descargar el artículo en pdf.