Características del género policial | Principales autores

El género policial: nociones generales

Es un género literario de tipo narrativo. Existen cuentos policiales y novelas policiales. El género policial se caracteriza principalmente por dos elementos que nunca faltan:

    1. Siempre hay un crimen que parece inexplicable o imposible de resolver.
    2. Siempre hay un personaje (generalmente un detective) que resuelve el caso mediante el análisis y la deducción.

Sus inicios se pueden registrar en algunos cuentos de Edgar Allan Poe, como “Los crímenes de la calle Morgue” y “La carta robada”. Estos relatos, protagonizados por el detective Chevalier Auguste Dupin, ya poseen todos los rasgos característicos del género y dieron origen a la novela policial o detectivesca.

Es un género mayormente urbano. Sus protagonistas nacieron como influencia de los cuerpos de seguridad de las ciudades europeas y norteamericanas que aparecieron a inicios del siglo XIX. De modo que, el personaje principal es un detective o una persona con capacidades afines, que a través del seguimiento de pistas deberá encontrar al autor del delito y develar su móvil.

detective de genero policial

Un poco de historia

Las raíces históricas del género policial se pueden ubicar entre los siglos XIX y XX, cuando era considerado un tipo de “literatura barata”, dado que todo lo concerniente a los crímenes era visto como antiestético, alejándose del ideal artístico de esa época.

Por otro lado, las obras que expresaban inquietud por lo inexplicable, como es el caso de Frankenstein, de Mary Shelley, también jugaron un papel importante, ya que recurrían a la ciencia y la lógica. No obstante, aún faltaba un personaje que, lejos de creencias religiosas y supersticiones, lograra encontrar una respuesta racional.

Esto cambió con la llegada de arquetipos como el detective Auguste Dupin, concebido por Edgar Allan Poe, que luego sería perfeccionado por Arthur Conan Doyle con la creación de Sherlock Holmes. Para resolver cada caso, estos personajes se basaban en el método científico: la observación, el análisis y la deducción. Luego otros escritores se inspiraron en ellos y crearon sus propios relatos y sus propios detectives.

Elementos del género policial

  • Los personajes: Son presentados enalteciendo la ética de cada uno. Por un lado están los “buenos”, que suelen ser policías, detectives, inspectores, periodistas…, y por otro los “malos”: asesinos, ladrones, espías, secuestradores, etc.
  • El ambiente: Como dijimos, el ambiente es urbano; los casos ocurren generalmente en las grandes ciudades. Los primeros relatos se desarrollaban en espacios cerrados; en los actuales, el delito suele presentarse en las calles, donde los espectadores se convierten en testigos útiles para la investigación.
  • La trama: Tiende a utilizar recursos como el suspenso, mediante el cual, el autor puede dosificar la revelación del enigma planteado. De esta forma, la tensión prevalece en todo momento, y el lector mantiene interés hasta que el caso es resuelto en el desenlace.
  • La temática: La palabra “policial” ya nos está diciendo que estas historias tratarán sobre hechos delictivos: robos, extorsiones, estafas, asesinatos, secuestros, etc.

Evolución del género

Como todo género literario, el policial ha evolucionado a la par de los gustos cambiantes de la gente. Los primeros relatos se enfocaban en el argumento, cuya trama era esclarecida a través del método deductivo.

Luego se optó por un costado más psicológico: el detective analizaba meticulosamente a los personajes, su personalidad y convicciones, para así entender mejor las razones del delito y acercarse a su resolución.

Estas últimas décadas han dado paso a un estilo más realista y violento, evolucionando hacia el subgénero llamado “novela negra“. Las escenas sangrientas, las innovaciones científicas y el espionaje se han convertido en recursos muy populares.

Características del género policial

A modo de resumen, a continuación veremos sus características más importantes:

  • Es un género literario del tipo narrativo.
  • Su trama siempre involucra hechos delictivos, como robos o asesinatos.
  • En todos los policiales hay dos elementos infaltables: un delito, en principio inexplicable; y un personaje que lo resuelve gracias a su sagacidad intelectual.
  • Es un género urbano, es decir, que desarrolla su trama en la ciudad.
  • Los protagonistas son casi siempre detectives o personas con características similares.
  • La ética de los personajes principales es muy marcada: los buenos son muy buenos, los malos son muy malos.
  • Los métodos del detective para resolver el caso se basan en la observación, el análisis y la deducción.
  • Utiliza el suspenso para mantener el interés del lector.
  • El objetivo de la trama es encontrar al autor del delito y descubrir su móvil.

Principales autores y sus detectives

Algunos de los más importantes, en habla inglesa: Edgar Allan Poe (su detective era Chevalier Auguste Dupin), Sir Arthur Conan Doyle (su detective, Sherlock Holmes), Agatha Christie (detective: Hércules Poirot), Gilbert Keith Chesterton (“detective”: el Padre Brown), Dashiell Hammett (usó varios detectives, como la pareja Nick y Nora Charles, y Sam Spade), Raymond Chandler (detective: Marlowe), John Dickson Carr (detective: Gideon Fell), Anthony Berkeley Cox (detective: Roger Sheringham), Carroll John Daly (usó varios detectives: Terry Mack, Race Williams, entre otros).

Algunos exponentes en español: Raúl Argemí, Eugenio Fuentes, Francisco García Pavón, Alicia Giménez Bartlett, Paco Ignacio Taibo y Leonardo Padura.

Jorge Luis Borges y Adolfo Bioy Casares escribieron en colaboración un libro de cuentos policiales, cuyo detective se llamó Honorio Bustos Domecq.


Si necesitas una copia de este trabajo, en este link puedes descargar el artículo en pdf.

Comentarios

  1. Anónimo dice:

    lo mas bobo del mundo los malos son malos y lo buenos son buenos enserio es tan bobo

Opina